Sweetwell Blog

Los celíacos no se salvan de poner los tamales

Creado por Sweetwell México en 29-ene-2018 11:47:16

Sweetwell México

Si el pasado 6 de enero probaste la rosca de reyes libre de gluten pensando que no traía muñeco y casi te lo comes, para el próximo 2 de febrero no te salvarás de pagar los tamales.Hoy en día hay casi cualquier receta puede ser adaptada para personas que no pueden comer ciertos alimentos como el gluten, azúcar o la lactosa, así que los celíacos ya no se podrán salvar de poner y comer los tamales. Aquí te dejamos una receta para prepararlos sin gluten.

Los tamales son por tradición uno de los platillos típicos más importantes de nuestro país, su variedad es tan amplia que van desde los elaborados con cenizas y frijol, hasta el que se considera el más grande del mundo, con 5 metros de largo, “el Zacahuil” típico de la Huasteca y la tierra hidalguense; pero todos comparten la base de su preparación que es el maíz.

Esto es lo que hace que los tamales sean el platillo prehispánico apto para todos los celíacos, además gracias a su gran variedad podemos adaptar la receta también para personas intolerantes a la lactosa o aquellos que no pueden consumir azúcar y así disfrutar de una festividad en familia sin preocupaciones alimenticias.

Tal vez te interese leer: "Enfermedades asociadas a la celiaquía"

Los tamales más populares son los rellenos, puede ser de pollo, puerco o verduras con salsa y aunque su preparación es un tanto elaborada, el sabor y la compañía familiar hace que todo este ritual de preparación valga la pena. A continuación encontraras la receta de los tamales de pollo con queso libres de gluten, pero recuerda que el relleno lo puedes adaptar a tu gusto y si tienes intolerancia a la lactosa, omitir el queso.

Ingredientes:

  • 1 kg de masa de maíz
  • 1/2 kg de pechuga de pollo
  • 1/2 kg de queso para derretir
  • 200 gr de chícharos
  • 3 papas
  • 3  zanahorias
  • 250 gr de manteca de cerdo
  • 1/4 de cebolla
  • 1 diente de ajo
  • Sal al gusto
  • 1/2 kg de hojas de maíz secas

Preparación:

  1. Coloca las hojas de maíz en agua para que se ablanden y queden limpias para la preparación.
  2. Cuece la pechuga de pollo con las papas y zanahorias. Agrega a la cocción la cebolla y el ajo para dar sabor.
  3. Al terminar la cocción deshebra el pollo y corta las verduras en cubos pequeños. Mezcla estos ingredientes.
  4. Calienta la manteca de cerdo en una olla a fuego medio hasta fundir. Mezcla con la harina de maíz hasta que tengas una masa que se despegue fácilmente de las manos y agrega sal al gusto. Esta es tu base para los tamales.
  5. Extiende las hojas de maíz y coloca una porción de la masa sobre ellas, aproximadamente de dos cucharadas bien esparcidas sobre las hojas.
  6. Coloca el relleno de pollo con verduras, agrega chícharos y queso en cada porción, envuelve las hojas de maíz y amarradas con un pedacito de la misma hoja para que no se abran y se salga el relleno.
  7. Pon los tamales en una vaporera con agua cerca de 1 hora o hasta que los tamales se encuentren bien cocidos y la masa se desprenda sin problemas de las hojas.

Adicional a este ritual culinario existen muchas supersticiones para su preparación, desde colocar una moneda al fondo de la vaporera para “medirle el agua a los tamales”, pues cuando suena la moneda significa que el agua se está acabando y  hay que vigilar la cocción; hasta la que dice que nunca se deben preparar los tamales de mala gana, pues estos no se van a cocer nunca.  

¿Tú ya estás listo para el 2 de febrero?

Así que a festejar la Candelaria con la mejor actitud al cocinar para poder tener tamal en mano y así cumplir con lo que marca la tradición. No importa si eres celiaco, intolerante a la lactosa ó prefieres la comida baja en calorías, ningún pretexto te libra de pagar los tamales como todo buen mexicano.

 Nuevo llamado a la acción

Tema(s): Alternativas Saludables